lunes, 14 de noviembre de 2011

Quercus faginea (quejigo)

Soberbio quejigo en zona adehesada de encinas y quejigos cerca del embalse de Pedrezuela. Aunque soporta todo tipo de suelos, suele vivir más en suelos básicos que ácidos. Suele acompañar a encinas y/o melojos con los que hibrida con facilidad.

Colorido otoñal de las hojas. Estamos a mediados de noviembre.




Haz de la hoja, con textura similar a las de la encina, y forma algo lobulada más parecida al roble.

Envés.


Bellotas.


Familia: Fagáceas.
Hábito: árbol de tamaño medio (no suele pasar de 20m de altura) y muchas veces de porte arbustivo por la degradación de suelos y tala.
Copa: redondeada, ovoide o alargada, más o menos regular, con follaje no muy denso.
Corteza: grisácea o pardo- grisácea, rugosa, de poco espesor, con grietas numerosas y poco profundas en los ejemplares de edad. Yemas 2-5mm, tomentosas.
Hojas disposición: simples, alternas, semicaducas.
Hojas morfología: elípticas, ovadas u obovadas, 3-15 x 1,5-9 cms, subcoriáceas, marcescentes. Peciólo bien desarrollado (generalmente más de 4mm,tomentoso, glabrescente, subcilíndrico). Lámina correosa, con el borde recorrido por dientes o lóbulos poco profundos, casi triangulares, dirigidos hacia afuera o hacia el ápice, a veces muy rígidos y casi punzantes.
Hojas haz: cubiertas al principio de pelos estrellados que forman una capa grisácea, pero terminan por perderlos haciéndose verdes y lustrosas.
Hoja envés: color ceniciento o verde pálido, manteniendo aún de adultas una cubierta fina y densa formada por pelos estrellados y simples.
Hojas nerviación: prominente por el haz. Nervios secundarios (4)6-12(14) pares; con o sin nervios sinuales.
Estípulas: largas y estrechas, caducas.
Inflorescencia: amentos masculinos, colgantes, alargados y laxifloros. 2-7,5cm, de raquis hirsuto, glabrescente. Amentos femeninos laxifloros, en glomérulos o solitarias, axilares,cada una en el interior de un involucro de acampanado a urceolado.
Flores: unisexuales, actinomorfas.
Perianto: monoclamídeo, campanado o pateniforme, dividido en 5 ó 6 sépalos alargados, velloso-ciliados.
Androceo: número variable de estambres (6-12), de anteras exertas.
Gineceo: estilos cortos, erectos, con estigmas espatulados y bruscamente reflejos. Ovario tricarpelar.
Fruto: aquenios castaño- amarillento, sésil o que nacen sobre cortos pedúnculos rígidos y tomentosos de hasta 25 mm, con cúpula 7-18 x 9-20(22) mm, de escamas ovadas, algo prominentes en el dorso, triangulares, atenuadas en punta corta, mas o menos aplicadas, tomentosas,en disposición densa, al menos las inferiores gibosas.
Floración: marzo, abril o mayo, casi siempre antes que la encina y el melojo; las bellotas maduran y se diseminan por septiembre- octubre.
Polinización: anemofilia.
Dispersión: zoocoria.
Ecología: forma quejigares en las zonas de clima submediterráneo o mediterráneo continental no muy extremado, en todo tipo de sustratos, tanto en pobres como en ricos en cal; aguanta muy bien en alguna de sus razas los climas continentales, con fuertes contrastes de temperatura y humedad, y crece entre los (200)500-1500(1900)m de altitud; requiere suelos algo más frescos y profundos que la encina, con la cuál se asocia o se pone en contacto con frecuencia así como con melojos, alcornoques u otros quejigos, con los cuales hibrida, dificultando su identificación. Ocupan áreas de ombroclima húmedo o subhúmedo o zonas frescas de umbría.
Distribución: en la mayor parte de la Península Ibérica (donde está muy repartida y falta sobre todo en su extremo noroeste) y en el noroeste de Africa. Ausente en el litoral cantábrico, la mayor parte del atlántico y la costa brava y no abunda en la meseta, valle del Ebro y el litoral murciano- almeriense.
Series de Vegetación: sustituyen ecológicamente a las series de melojares sobre los sustratos ricos en bases. Piso mediterráneo y supramediterráneo.

Etnobotánica: ornamental. Posee con frecuencia agallas con taninos producidas por un insecto del género Cynips. Bellotas de gran interés en la montanera. Madera buena para la construcción, en forma de vigas, y para leña y carbón. Restauradora de suelos.

1 comentario:

  1. Gracias por la el artículo. Muy interesante.

    ResponderEliminar